Porsche Boxster Spyder

El Salón Internacional del Automóvil de Nueva York (EE.UU) ha vivido la presentación oficial y primicia mundial del Porsche Boxster Spyder, una nueva versión del descapotable alemán con diseño roadster biplaza, mayor potencia y menor peso. El Boxster Spyder quiere ser una interpretación de los míticos Porsche 550 Spyder y Porsche 718 Spyder, que participaron en competición en los años cincuenta y sesenta, respectivamente, de ahí sus grandes prestaciones.

Su motor bóxer de 6 cilindros y 3,8 litros con VarioCam Plus  y lubricación por cárter seco alcanza los 375 CV de potencia a 6.700 r.p.m. y su par motor máximo es de 420 Nm entre 4.750 y 6.000 vueltas. Se convierte así en el Boxster más potente de la gama, y también en el más deportivo: hace el 0 a 100 km/h en sólo 4,5 segundos y alcanza los 290 km/h de velocidad máxima.

El frontal del Boxster Spyder es un poco diferente. Hay nuevas tomas de aire, una de ellas justo delante del capó del maletero, que expulsa aire hacia arriba.

El Porsche Boxster Spyder demuestra este espíritu más rácing si cabe con una estética de inconfundible roadster. Llaman la atención los típicos streamliners o salientes traseros, que nacen a la altura de los arcos antivuelco y mueren en la línea del spoiler. Este spoiler trasero se despliega automáticamente por encima de los 120 km/h para reducir el empuje ascensional a alta velocidad.

La estética deportiva de este nuevo Boxster biplaza se completa con un paragolpes delantero con un diseño algo diferente. Lo más destacable es la toma de aire central que dirige la corriente hacia arriba, hasta conectar con la estrecha salida colocada delante del maletero. Con esto se consigue aumentar la estabilidad en el eje delantero.

En el interior domina el color negro y el forrado de numerosos elementos en Alcántara. Los reposacabezas incluyen el anagrama Spyder.

Esta nueva versión del Boxster tiene detalles exclusivos como las llantas de 20 pulgadas con diseño específico, los faros Bi-Xenón con interior en negro y los retrovisores exteriores SportDesing. Visto por detrás, llama la atención por su gran difusor con salida de escape central integrada.

El  Porsche Spyder tiene una capota de lona que se abre de forma eléctrica y se guarda en el capó trasero. Además de dar un toque clásico al coche, tiene una estructura muy ligera. El peso ha sido una premisa a la hora de definir las características de este Boxster, y muchos elementos de su interior se han fabricado en materiales livianos como el carbono, o bien, se han eliminado directamente. El coche se vende sin climatizador ni radio, por ejemplo, aunque se puede pedir como opción.  Por otro lado, los asientos están fabricados en plástico reforzado con fibra de vidrio y carbono.

El nuevo Porsche Boxster Spyder se venderá a un PVP de 109.292 euros.

El interior del Boxster Spyder es común al del resto de la gama Boxster, pero cuenta con detalles como el uso de Alcántara para las secciones centrales de los asientos, los tiradores de las puertas, los reposabrazos, el volante y la palanca de cambio. Los reposacabezas también llevan bordado el anagrama “Spyder”.

Porsche venderá un paquete opcional denominado Spyder Classic, que viste el interior de un color Rojo Garnet en combinación con Alcántara negro, al estilo de los Porsche Spyder históricos.

La capota es de lona y tiene una estructura especialmente ligera. Se ha cuidado mucho este aspecto.

Para dar mayores sensaciones a los propietarios de esta versión especial del Boxster, la marca alemana ha ajustado el chasis con un tarado más duro de los amortiguadores y ha bajado la carrocería 20 mm.

El coche equipa Porche Torque Vectoring (PTV) con bloqueo transversal mecánico del eje trasero, que frena la rueda interior de la curva para conseguir un impulso de giro adicional en la dirección para mejorar la entrada en curva. Esta dirección, por otro lado,  se ha calibrado para que sea más directa.

El equipo de frenos se confía a discos ventilados de 340mm delante y 330 mm. detrás, autoventilados y perforados, con pinzas de 6 pistones delante y 4 pistones detrás. Opcionalmente está disponible el juego de frenos de tipo cerámico.

La estética del nuevo Porsche Boxster Spyder es más deportiva y pretende rememorar los primeros Spyder de la marca alemana, que compitieron en los años 50 y 60.

Otro paquete reservado para este Boxster Spyder es el Sport Chrono, que incrementa ligeramente las sensaciones de conducción al modificar la respuesta al acelerador, el comportamiento del motor y la caja de cambios. Los ingenieros de Porsche también ha diseñado un escape con una sonoridad muy deportiva, “sin filtros”, como señala la marca en su comunicado.

El nuevo Porsche Boxster Spyder llegará a los concesionarios en Julio, y se venderá a un PVP de 109.952 €.

Fuentewww.coches.net